Física Práctica

Transformación a fasores

Tal como indicamos en la sección anterior, para poder analizar circuitos en forma fasorial se utiliza como convención la función coseno, es decir que tanto las tensiones como las corrientes deben estar expresadas mediante esta función y tener un valor positivo.

Una tensión expresada en forma cosinusoidal y con signo positivo puede ser convertida directamente en un fasor. Esto se hace indicando la tensión y el ángulo de desfasaje.

Por ejemplo:

Conversión de fasores
Si tenemos tensiones y corrientes expresadas de otra manera, debemos convertirlas a expresiones cosinusoidales positivas antes de expresarlas en forma fasorial. Podemos utilizar las siguientes reglas prácticas.

  • Si la función es seno positivo le restamos 90°
  • Si la función es seno negativo le sumamos 90°
  • Si la función es coseno negativo le sumamos 180°

Por ejemplo:

Conversión de fasores

Valor máximo y valor RMS

Es muy utilizada la representación fasorial indicando el valor RMS de la tensión o corriente en lugar de su valor máximo. En este caso debemos calcular el valor RMS (dividiendo el valor máximo por raíz de 2) y utilizarlo como longitud del fasor.

Debido a que en esta página utilizamos la representación fasorial únicamente para realizar el cálculo en el dominio de la frecuencia y luego expresar el resultado nuevamente en el dominio del tiempo (con funciones coseno) utilizamos directamente fasores con el valor máximo para evitar realizar la conversión dos veces.

 
Seguir a impedancia
Volver a corriente alterna
Volver a home
© 2007 - 2017 FisicaPractica.com - Contenido registrado - Todos los derechos reservados. - reportar un error